Portal de encuentro para todos los amantes del mundo del motor de la Region de Murcia
 
ÍndicePortalCalendarioFAQBuscarGrupos de UsuariosRegistrarseConectarse

Comparte | 
 

 TRIBUTO A ALEX CRIVILLE

Ir abajo 
AutorMensaje
TANIA
V.I.P
V.I.P
avatar

Cantidad de envíos : 126
Edad : 27
Localización : Santomera (MURCIA)
Fecha de inscripción : 10/12/2008

MensajeTema: TRIBUTO A ALEX CRIVILLE   Jue Mayo 27, 2010 7:14 am

Alex Crivillé Tapias nació en Seva (Barcelona) el 4 del marzo de 1970, en el seno de una familia de gran tradición motociclista. Este entorno le permitió crecer en un ambiente propicio para desarrollar su innata calidad como piloto. En 1985 y con solo 15 años debutó en el mundo de la competición, consiguiendo su primer triunfo absoluto en 1986, cuando se impuso en el Criterium Solo Moto-Campeonato de España Junior.

Sus inicios





Debutó en competición en 1985, pero su nombre empezó a sonar con verdadera fuerza un año después, al ganar el Criterium organizado por la revista Sólo Moto. La estampa de Crivillé a los mandos de su pequeña Honda 75 pintada de blanco y azul, con la rodilla por el suelo, no pasó desapercibida para los entendidos, que auguraron un futuro de éxitos al joven piloto. Entre esos entendidos estaban los responsables de Derbi, que lo ficharon para el Campeonato de Europa de 80 c.c. como compañero de Julián Miralles. El valenciano se llevó el título, aunque tuvo que hacer acopio de veteranía para pararle los pies al jovencísimo Álex, que al final fue tercero. "Cada carrera progresaba más y más. Al principio le ganaba con facilidad, pero era increíble la rapidez con la que aprendía", comentó Miralles al respecto. De hecho, esa misma temporada Crivillé logró su primera victoria internacional, nada menos que en el circuito holandés de Assen, y subió al podio en su única participación mundialista, en el circuito de Jerez. Todo una premonición de lo que se avecinaba.


Campeón del mundo de 125 c.c. en 1989





Está claro que el Europeo no es el marco ideal para Álex, que aspira a más altas metas. Al año siguiente se concentra en el Mundial, junto a Jorge Martínez 'Aspar'. Participa en dos categorías: 80 c.c., en la que logra el subcampeonato mundial, y 125 c.c. Tiene claro, en cualquier caso, que lo suyo son las cilindradas superiores. "Mejor cuanto más grandes", declarará al respecto. Sus deseos se ven cumplidos. En 1989 ficha por JJ Cobas para disputar el Mundial de 125 c.c. al completo. Los resultados no tardan en llegar: logra cinco victorias y, de paso, se convierte en ese momento en el más joven campeón del mundo de la historia. Pero busca nuevos retos. Le siguen atrayendo las cilindradas superiores, así que no duda en fichar por el equipo Yamaha-Marlboro, regentado por Giacomo Agostini, para disputar el Mundial de 250 c.c. al lado de Luca Cadalora. Será una temporada difícil, con frecuentes caídas y retiradas. Pese a ello, Álex termina la temporada undécimo, con un quinto puesto como mejor resultado (en Hungría). En 1991 decide 'volver a casa', a JJ Cobas, pero la inferioridad mecánica le impedirá brillar en el Mundial del 'cuarto de litro'; terminará decimotercero.


El salto a 500 c.c.





Y, por fin, en 1992, salta a la categoría de 500 c.c. de la mano de Honda y como único piloto del equipo de Sito Pons, que había decidido 'colgar las botas' al final de la temporada anterior. Crivillé sorprenderá a propios y extraños con su progresión, ya que ya en el tercer gran premio de la temporada, disputado en Malasia, consigue subir al podio, acompañado en los peldaños superiores por dos 'monstruos' del calibre de Doohan y Rainey. Pero no terminarán aquí las alegrías, ya que dos meses después, en el mítico trazado holandés de Assen, se convierte en el primer piloto español que logra una victoria en la 'cilindrada reina'. Era el 27 de junio de 1992. Termina la temporada en octava posición, lo que hace presagiar grandes éxitos para 1993. No será así. Crivillé alterna grandes actuaciones, como los terceros puestos que logra en Jerez y Holanda, con resultados mediocres y alguna que otra caída. Schwantz es ese año el campeón y Crivillé vuelve a ser octavo.





Al lado de Doohan





Álex ve claro que para aspirar al título tiene que disponer de material de primer nivel, y por ello deja el equipo de Sito Pons para pasar al de HRC, junto a Doohan e Itoh. Será la primera vez que corra junto al temible Doohan, al fin recuperado de las gravísimas lesiones que sufrió en el G.P. de Holanda de 1992. Esta relación marcará, sin duda, la trayectoria deportiva de Crivillé, que aprenderá y sufrirá al lado de uno de los mejores pilotos de la historia. En esta temporada, que Álex comienza sin haber podido realizar una buena pretemporada, debido a que su fichaje por HRC tardó en concretarse, logra tres terceros puestos (en Austria, Holanda y Francia). El título será para Doohan, el primero de su larga serie; segundo será Cadalora, tercero Kocinski, cuarto Schwantz, quinto Puig y sexto Crivillé.


Un piloto más maduro (1995-1998)








Álex Crivillé se ha convertido en un piloto maduro. Lleva ya tres temporadas en el Mundial de 500 c.c. y sabe lo que es trabajar con los mecánicos y técnicos de la marca número uno, Honda. No es extraño que los resultados sean mucho mejores en 1995. Para empezar, logra su segunda victoria en la cilindrada, precisamente en el G.P. de Catalunya, ante su público; además, es segundo en su pista 'talismán', la 'catedral' de Assen, y tercero en Australia, Malasia, España e Inglaterra. Acaba la temporada cuarto, a sólo 10 puntos de Cadalora, que es tercero. Por delante, los dos australianos que han llevado la voz cantante, Doohan y Beattie. 1996 es el año de la confirmación. Crivillé logrará levantar al público de sus asientos gracias a sus increíbles duelos con Doohan, que ve por primera vez cómo el de Seva es capaz de batirle en diferentes circuitos. La temporada será un toma y daca constante entre los dos colosos. Tras unos inicios titubeantes, Álex encadena una serie impresionante de podios -sólo rotos por la caída sufrida en Jerez, a la que 'ayudó' en parte la invasión del público- hasta que en Austria llega la primera victoria, al imponerse a Doohan en la misma línea de meta. Dos semanas después, en Brno, el de Brisbane sufre otra derrota, al superarle Álex por sólo 2 milésimas, la distancia más corta en toda la historia del Mundial. Doohan logra esta temporada su tercer título, pero Crivillé es segundo. El tercero, Cadalora, está a una eternidad...





1997 promete ser una repetición de la jugada, con Doohan y Crivillé luchando mano a mano por el título. Y así es en los primeros grandes premios, entre los que cabe mencionar el disputado en Jerez, donde el de Seva conquista una espectacular victoria. Pero las cosas empeorarán a partir de ahí, llegando a su punto más bajo en Assen. Allí, Álex se cae en los entrenamientos y se lesiona de gravedad una muñeca, perdiéndose varios grandes premios. Pese a todo, recupera la forma y concluye la temporada con una victoria en Phillip Island, precisamente delante de los seguidores de Doohan, que se va al suelo. Pese a todo, el australiano suma su cuarto título. 1998 es ya historia reciente. Biaggi, a los mandos de otra Honda oficial, se inmiscuye en el ya habitual duelo entre Doohan y Crivillé por el título. El de Seva, afectado por la reciente muerte de su padre, tiene una temporada de altibajos, en la que se alternan las victorias (en Jerez, una vez más, y Francia) con actuaciones mediocres y caídas. Al final del campeonato es tercero.


Campeón del mundo de 500 c.c. en 1999







En 1999 llegó la culminación de la carrera deportiva de Alex Crivillé, al proclamarse Campeón del Mundo de 500 c.c. La llegada del mundial a Europa coincidió con la eclosión de Alex, que consiguió seis victorias, cuatro de ellas de forma consecutiva. Una inoportuna caída en Australia le obligó a correr las cuatro últimas carreras con una fractura en la muñeca izquierda, lo que no le impidió escribir una de las páginas más brillantes de la historia del motociclismo español.








2002: Retirada y vida posterior





El 16 de febrero de 2002, anunció en una rueda de prensa celebrada en el circuito de Cheste su retirada temporal por problemas de salud (Concretamente por ataques de epilepsia).

"Como os podéis imaginar voy a anunciar mi retirada definitiva de las motos. Los que me conocéis sabéis que soy hombre de pocas palabras y lo que me gustaría trasmitir a la afición, a los miles de aficionados, es que para mí son los mejores del mundo".





A pesar de su aparente timidez se trataba de un piloto con un gran carisma, lo cual le hizo mantener una relación muy especial con los aficionados y gozar de un cariño enorme por parte de estos. Actualmente ejerce como comentarista en TVE junto a Ernest Riveras y Ángel Nieto


Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario
 
TRIBUTO A ALEX CRIVILLE
Volver arriba 
Página 1 de 1.

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
 :: Foro :: General :: Museo-
Cambiar a: